Posteado por: alaycolor | julio 31, 2017

Día de los Mártires de la Patria

Aniversario 60 del asesinato de Frank País y Raúl Pujols.

Día de los Mártires de la Patria

El  30  de julio de 1957,  acorralado por las fuerzas represivas de la dictadura de Fulgencio Batista, Frank País García y su compañero  Raúl Pujol, son ametrallados  en el Callejón del Muro, en la ciudad de Santiago de Cuba.

Cuando el Comandante en Jefe del Ejército Rebelde, Fidel Castro conoce la  noticia, expresa, “¡Qué bárbaros, los cazaron en la calle cobardemente, valiéndose de las ventajas que disfrutan para perseguir a un luchador clandestino! ¡Qué monstruos, NO  saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado!”

Frank-mejor

Justo un mes antes, el  30  de Junio de 1957, también los esbirros  asesinan a  su hermano Josué, a quien le dedica versos cargados de amor y dolor, que bien pueden servir para retratar al propio Frank…

Nervio de hombre en cuerpo joven

coraje y valor en temple acerado

ojos profundos y soñadores

cariño pronto y apasionado.

Era su amistad, amistad sincera

en crítica sagaz y profunda.

Ideal que NO claudica ni doblega

rebeldía que llevara hasta la tumba.

La corta, pero intensa vida de Josué País García, impresiona; pues a pesar de sus 19 años, se  le ve en cada protesta, sufre prisión, pero nada lo detiene en el trasiego de armas, en sabotajes o tareas organizativas, que cumple con audacia y lo preparan para asumir empeños mayores, como  el  levantamiento armado del  30  de Noviembre de 1956, en apoyo al desembarco del yate Granma.

“Para el alzamiento, Frank  responsabiliza  a Josué con los preparativos de la fuga de los presos políticos de  la cárcel de Boniato;  pero luego,  le encomienda la  tarea de disparar con un mortero desde el Instituto de Segunda Enseñanza hacia el cuartel Moncada, misión frustrada al ser detenido junto al destacado luchador Léster  Rodríguez, cuando intentaban llegar al centro estudiantil”, según el testimonio conservado de César Lara Roselló.

El  30  de junio de 1957, Josué País, con los compañeros Floromiro  Bistel Somodevilla,   Floro;  y Salvador  Pascual Salcedo, Salvita,  está  entre los  grupos del Movimiento Revolucionario 26 de Julio, que reciben la misión de sabotear   un mitin político convocado por  testaferros del régimen, quienes pretenden minimizar la victoria del naciente  Ejército Rebelde en el combate del  Uvero,  el 28 de mayo.

“Floro y Salvador roban un auto para cumplir la misión, pero de inmediato  el dueño notifica  a la policía el hecho…

“Salvador maneja,  Josué está   armado de una pistola P-38, y Floro, lleva  una escopeta recortada.

“No  resulta difícil para un patrullero que marcha detrás,  identificar el Chevrolet  e iniciar la persecución.

“Salvador acelera y comienza el intercambio de disparos. Uno de los proyectiles de los policías perfora una goma trasera,  y al llegar a la intersección de la Calzada de Crombet, el  carro de los revolucionarios cae en una emboscada  entre dos fuegos, frente a otro patrullero..

“A los policías se unen  los soldados que están cerca; todos  descargan sus armas prácticamente de forma homicida contra los tres  combatientes.

“Floro  y Salvador mueren acribillados antes de poder abandonar el vehículo, mientras que pistola en mano,  Josué  sale del  carro  en actitud combativa.

“Yo vi el crimen. Sobre él dirigen los asesinos sus armas  y al herirlo logran derribarlo al pavimento. Sus movimientos indican que aún vive,  cuando llega el teniente coronel José María Salas Cañizares, Masacre, como le decíamos los santiagueros.

“Levantan el cuerpo con vida de Josué, pero el carnicero, ordena que lo ultimen en el trayecto al Hospital de Emergencia”.

Josué País y sus compañeros Salvador Pascual, y Floro Vistel asesinados el 30 junio de 1957

Un mes después, similar crimen se comete contra Frank País García y Raúl  Pujol, quien  en versos anuncia su muerte, en septiembre de 1956, cuando anota en su libreta.…

Tengo un raro presentimiento

de que voy a morir …

Ocho meses después su hermano, Josué, cae  abatido por las balas de la dictadura y Frank regresa a su cuaderno…

Cumpliste tu vida, tus sueños,

moriste peleando y de frente

a mí cuánto dolor me espera …

Frank  País García, estudia  en la Escuela Normal para Maestros de Oriente, donde como  alumno brillante, se gradúa el  seis de junio de 1953.

Convertido en líder estudiantil,  dirige  manifestaciones juveniles, distribuye  propaganda antigubernamental y escribe  artículos que condenan a Fulgencio Batista y a quienes lo sustentan en el poder.

Renuncia  a su puesto de  maestro, cuando  Fidel Castro lo nombra  Jefe nacional de Acción y Sabotaje  del Movimiento 26 de Julio; y  Frank  planifica  y  organiza  las fuerzas para el levantamiento armado en la ciudad de Santiago de Cuba, en apoyo al desembarco de Fidel y los expedicionarios del Granma.

Al establecer Fidel Castro un pequeño núcleo guerrillero en la Sierra Maestra, Frank País garantiza  el envío de suministros,  de armas, medicinas y hombres, lo que permite  la supervivencia y el posterior desarrollo del Ejército Rebelde.

En los momentos más difíciles de la guerrilla, en Febrero de 1957,  Frank  sube a la Sierra  en compañía de Haydée Santamaría, Faustino Pérez y otros miembros  de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio para coordinar el apoyo desde el llano, y guiar al periodista del New York Times, Herbert Matthew, para entrevistar a  Fidel.

En esa oportunidad, el  Che conoce a Frank…

“Frank nos  dio una callada lección de disciplina al limpiar nuestros  fusiles sucios, contando las balas y ordenándolas para que  no se perdieran. Desde ese día me hice el propósito de cuidar más mi arma.

“Tenía unos ojos de una profundidad extraordinaria, los cuales  mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma, y además que ese hombre es un ser superior. Hoy se le llama el inolvidable Frank País; para mí, que lo vi solo una vez, es así”.

A pesar del  dolor  por la  muerte del héroe, nacido de sus entrañas un 7  de diciembre, la madre, Doña Rosario, en testimonio guardado en la memoria de la radio, relata las cualidades de Frank, de quien dice: “Era una maravilla de  hijo…”

En carta a Celia Sánchez, fechada el   31  de julio de 1957, Fidel escribe…

Fidel y Frank

“No  puedo expresarte la amargura, la indignación, el dolor infinito que nos embarga. No   sospecha siquiera el pueblo de Cuba quién era Frank País, lo que había en él de grande y prometedor… ¿Alguien puede estar pensando en su vida después de ver asesinado a Frank País, el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes?.”

Y César Lara, cuyo testimonio se conerva en la memoria de la radio camagüeyana,  evoca aquellas cualidades de Frank, “lo mismo tocaba el piano que pintaba, hacía una poesía; pero un hombre capaz también de coger una pistola  o un fusil y salir a la calle, y ser de los más valientes…”

Poco después de las 4.00 de la tarde del  30  de Julio de 1957, suena el  teléfono en la  casa de los combatientes  María Fernández y Manolo Céspedes, en el Reparto Sueño,  en Santiago de Cuba, relata en su testimonio José Luis Cuza Téllez

Reciben un mensaje: “Prepárense que los voy a mandar a buscar. ¡Frank está cercado y lo vamos a rescatar a tiro limpio!”

Raúl Pujol recibe el aviso de una vecina sobre un  gran despliegue de fuerzas en la zona de su casa; pide permiso en la  Ferretería Boix, donde trabaja y corre a alertar a Frank.

Rodeada la casa  por policías, soldados y marineros, todos con ametralladoras y carabinas M-1, detienen a Frank y a Raúl y los conducen  al Callejón del Muro;  los sientan en un jeep, mientras llaman  por la planta de radio a Salas Cañizares y este acude  de inmediato con su escolta preferida, el Cabo Basol, Mano Negra,  Garay, y los hermanos Gallo, todos reconocidos asesinos.

Madeleine  Santa Cruz Pacheco, vecina de  San Germán esquina al  Callejón del Muro, ve  todo lo que sucede  desde  uno de los ventanales del costado de su casa…

“Salas Cañizares llega vociferando y amenazando con su carabina M-2  con la culata recortada. Uno de los esbirros reconoce a Frank…

–« ¡Coronel, este es Frank País!… ¡Este es Frank País, Coronel!»–

“Cuando  Salas escucha aquello va para el jeep, y agarra  a Frank por la camisa, gritando  palabras obscenas y con la culata del  M-2  lo golpea  en el pecho. Frank fue a dar contra la pared de enfrente, desfallecido por los salvajes golpes.

“Raúl se baja del  jeep,  le grita  a Salas que no  lo golpeara y además le dice que es un cobarde.    Los matones  escoltas de Salas,  golpean brutalmente a Pujol, quien cae  inconsciente en la acera de la Calle San Germán; y allí,  Salas le ametralla  toda la espalda con una ráfaga larga.

“Entonces aquel asesino se vira  para donde está  Frank y le tira  los últimos proyectiles que le quedan y mientras coloca  otro cargador,  le ordena  a Mano Negra, a Basol y a los demás asesinos,  que le tiren  a Frank, quien cae  boca abajo al recibir los múltiples impactos.

“Vuelve  Salas Cañizares  hacia el Callejón del Muro y ametralla  en el suelo y por la espalda,  el cuerpo inerte de Frank País”.

Sin demora,  se escucha  por la emisora santiaguera  CMKC, el parte militar…

“El Teniente Coronel Salas Cañizares, supervisor de la Policía Nacional en esta ciudad, declaró a los periodistas que Frank País hizo resistencia al momento de ser detenido y disparó contra él con una pistola 38 que portaba, por lo que tuvo que repeler la agresión. El cadáver de Frank País y de su compañero Raúl Pujol  permanecen en el lugar de los hechos a la espera de la correspondiente diligencia judicial”.

En una manifestación de pueblo combativo se convirtió el sepelio de Frank País y de Raúl Pujols Fotode Carlos Morales

Vilma Espín y otros compañeros del Movimiento 26 de Julio, movilizan al pueblo, para convertir el sepelio de Frank y de Pujol, en una  vigorosa demostración de repudio a la tiranía.

Desde la casa de América, la novia de Frank, hasta el  cementerio de Santa Ifigenia, el cortejo fúnebre  atravesaría la parte más céntrica de Santiago de Cuba.

En el pecho de Frank colocan  un brazalete del 26 de Julio; y en la  madrugada,  los cuatro  hermanos Marañón,  lo visten  con el uniforme verde olivo, y  una escarapela roja y negra con las tres   estrellas de Comandante en Jefe del Ejército Revolucionario del 26 de Julio. El mismo grado militar que Fidel.

Una compacta marcha acompaña los féretros de Frank País y de Raúl Pujol, por las calles de Santiago de Cuba.

Banderas cubanas y del 26 de Julio, flores que caen  desde  los balcones, con los gritos de ¡Abajo  Batista!,  y vivas a la Revolución, y  el Himno Nacional en la garganta de todo el  pueblo despiden a los héroes de la Patria.

conmemora2

El  30  de Julio de 1959, en el  segundo aniversario de la caída de Frank País,  se efectúa un acto conmemorativo  en el Instituto de Segunda  Enseñanza, en Santiago de Cuba; y allí el Comandante en Jefe Fidel  Castro  anuncia la decisión del  Gobierno Revolucionario de  instituir el  30  de Julio  como el Día de los Mártires de la Revolución Cubana,  en recuerdo de todos los caídos.

“Y  se escogió esta fecha del  30  de julio, porque ha sido este mes y ha sido especialmente este día,  como un  símbolo de los sacrificios que hizo nuestro pueblo por conquistar su libertad”.

En su discurso, Fidel  recuerda que en las  calles de Santiago de Cuba, cayeron los primeros combatientes revolucionarios, en lucha contra la dictadura…

“Ahí, en ese cementerio glorioso de Santiago de Cuba, yacen los restos de nuestro apóstol Martí, con los restos de los revolucionarios de todas las generaciones que en número tan elevado se han sacrificado por la patria.

“Por eso —repito— es día de meditación, porque aquí tenemos que venir todos los años a recordar a los muertos de la Revolución; pero tiene que ser como un examen de la conciencia y de la conducta de cada uno de nosotros, tiene que ser como un recuento de lo que se ha hecho, porque la antorcha moral, la llama de pureza que encendió nuestra Revolución, hay que mantenerla viva, hay que mantenerla limpia, hay que mantenerla encendida….”

El 26 de Julio de 1959, en el Cuartel Moncada,  a las 5.15  minutos de la madrugada, hora en que comenzó el asalto en 1953, un Consejo de Ministros simbólico acordó declarar el  30  de Julio, Día de los Mártires de la Revolución Cubana, honrando por primera vez y en lo adelante, a todos los que ofrendaron su vida por la patria en la última gesta revolucionaria, continuidad de los que se lanzaron a la guerra en 1868 y en 1895.

Por coincidencias de la historia, el  30 de Julio, muere en combate en 1896, en Quivicán,  el  General del Ejército Libertador Juan Bruno Zayas Alfonso.

Justo un año después de la muerte de Frank País, en 1958,  cae  el   Comandante del Ejército Rebelde,  René Ramos Latour,  Daniel; sustituto de Frank  en la jefatura nacional de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio.

Y el  30  de Julio de 1967, el Capitán José María Martínez Tamayo, Papi, muere  en Bolivia,  como parte de  la  guerrilla  internacionalista del Comandante Ernesto Che Guevara.

dia de los heroes 2015 web

Fuentes: Para la realización de este programa  se utilizaron textos de Cubadebate, Radio Rebelde,  Cubaahora; ECURED,  del Periódico Granma,  de Aída Quintero, de la  Agencia Cubana de Noticias.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: