Bio-encuadre por la naturaleza

Sierra de Cubitas, Cuba.- El grupo se dispone para la marcha por el monte. Todos están alertas, en silencio, cada uno busca el objetivo atentamente.

El camino es difícil y los senderos resbaladizos interceptados por grandes piedras calizas.  El sol apenas se filtra por entre las copas de los árboles que suben para escapar de las paredes de piedra que conforman los altos Paredones que escoltan y parecen cerrar el paso. Sólo el canto de las aves se escucha cuando suena el primer disparo.

Comienza entonces el concurso fotográfico Bio-Encuadre, en el Área Protegida Limones-Tuabaquey.

Sergio Pimentel, de la  Sección de Fotografía y Naturaleza de la Sociedad Cubana de Zoología: “Poco a poco en todas las provincias surgen iniciativas, aunque ésta de Camagüey es única. Estamos muy contentos, porque en la última década hemos visto el interés de muchos fotógrafos en esta  temática, y se han sumado otras personas,  y vamos ganado seguidores en todo el país.  Hay otras experiencias, por ejemplo un taller que se realizó en el Área de Guanahacabibes, en Pinar del Río y otro en la zona desértica del Sur de Guantánamo.

Malú Vilaza, arquitecta de profesión, llegó desde la provincia de Sancti Spíritus: “Esta experiencia sobre todo ha sido una gran escuela, no me arrepiento de haber venido hasta acá, pienso ser socia de Bio-Encuadre. Este es mi debut dentro de la fotografía naturalista y me  he enamorado más.”

David González, diseñador profesional de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey: “Es la primera vez que participo en un evento de bio-naturaleza de fotografía  y es una experiencia muy linda, muy enriquecedora”.

Elizabeth González, sicóloga: “soy aficionada a la fotografía de naturaleza y realmente creo que el área está muy bien conservada.”

Diusbel Caballero, miembro de la Asociación de Comunicadores Sociales: “Esta es la segunda vez que participo y me parece que es una experiencia muy importante para Camagüey, sobretodo porque está salvando los valores del medio y espero que sirva de ejemplo  para cualquier provincia del país y  que se realice en todas las áreas protegidas.”

El Concurso de fotografía Bio-Encuadre,  es el único de su tipo en Cuba con estas características, pues los participantes realizan una excursión, -organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, (CITMA) y la Empresa de Conservación de la Flora y la Fauna y en las  áreas  protegidas  toman sus fotos.

Y las experiencias son singulares:

– “De  chiquita siempre tuve alma de exploradora, me ha gustado mucho la experiencia, pues ha sido la primera vez que veo un Tocororo y la vegetación exuberante, los helechos… Es un paisaje de una belleza tremenda y algo de verdad que vale la pena conservar.” 

-“No conocía la zona, por eso estoy guardando lo que he vivido aquí, no me arrepiento de la dura marcha por el monte…”

-“Por primera vez vi pájaros carpinteros y otras especies. Eso es un privilegio en estos tiempos, pues muchas están en peligro de extinción y aquí todo está muy bien conservado.”

-“Me parece muy interesante que Camagüey sea una de las provincias que aboga por este tipo de encuentro, para proteger la naturaleza.”

En la Reserva Ecológica Limones-Tuabaquey de significación nacional, sobresalen sitios con características exclusivas en la Isla, entre ellos, el Hoyo de Bonet, de 300 metros de diámetro y 99 de profundidad, originado por el desplome del techo de un salón cavernario, en el momento del levantamiento del bosque calizo; y el Paso de los Paredones, estrecho sendero, escoltado por paredes verticales de rocas calizas de 50 metros de altura.

El Área Protegida también incluye en sus casi 20 kilómetros cuadrados de extensión, el Cerro Tuabaquey, la mayor altura de las vastas  llanuras camagüeyanas,  con 335 metros sobre el nivel del mar; además, las cuevas ceremoniales de Matías, Las Mercedes, María Teresa y Pichardo;  las cavernas de Beto Ramírez y La Lechuza, consideradas  sitios paleontológicos; en los bosques de galería y semidesiduo mesófilo y en los  siempre verdes, viven más de 400 plantas superiores de más de 300 familias; y encuentran refugio 17 aves endémicas como el Tocororo y el Carpintero. El 10 por ciento de la flora también es endémica.

A estos valores naturales se suman otros atributos: tres de las cuevas de la zona, conservan pictografías aborígenes y en otra,  se encuentran restos fósiles.

Los encantos y tesoros de la Reserva Ecológica Limones-Tuabaquey, -localizada en la región centro oriental de la Sierra de Cubitas, al Norte de la provincia de Camagüey-, quedaron atrapados por los lentes de 30 fotógrafos, profesionales y aficionados, amantes de la naturaleza y empeñados en proteger y conservar su valores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: