Posteado por: alaycolor | julio 4, 2016

Brindis de Salas, El Paganini Negro en CanalMio en mp3(04/07 a las 15:39:45) 20:08 12113455 – iVoox

Origen: Brindis de Salas, El Paganini Negro en CanalMio en mp3(04/07 a las 15:39:45) 20:08 12113455 – iVoox

En la noche del viernes 18 de diciembre de 1863 en el Liceo de La Habana tiene lugar un concierto singular….
Aquella noche, junto al afamado violinista belga, Joseph Van der Gutch, está el no menos notable pianista y compositor cubano Ignacio Cervantes.
Y con ellos, toca otro violinista que acaparaba la atención del público: un niño negro de 11  años, discípulo de Van der Gutch y considerado por muchos como un prodigio de la música.
El joven intérprete, quien a los 8 años de edad compone la danza, La simpatizadora; se llama Claudio José Domingo Brindis de Salas y Garrido, y da entonces los primeros pasos en un camino que lo llevaría a ser uno de los violinistas más famosos de todos los tiempos, en el mundo.

250px-Claudio_Jose_Brindis_Salas_Garrido_1880

Con los años se diría que, «… tiene un estilo apasionado, una ejecución brillante y hasta diabólica en muchos casos… su mano izquierda ha llegado materialmente a identificarse con el instrumento… posee, además, un tono hermoso, un arco potente y flexible a la vez… y, sobre todo, esto, tiene una feliz organización, una imaginación viva y un carácter enérgico».

Dicen  los entendidos en materia musical, que el  más extraordinario de los músicos negros del siglo 19  cubano  es  sin dudas el violinista Claudio José Domingo Brindis de Salas, nacido en La Habana el  2 de agosto de 1852, hijo de un  maestro de baile del mismo nombre,  de quien aprendió los primeros acordes del violín.

Claudio Brindis de Salas fue el primer cubano que actuó en un escenario ruso, en la ciudad de San Petersburgo, en 1880; y en la ciudad italiana de Milán un periódico afirma, «… arranca del violín dulcísimos sonidos, acentos apasionados y aún en las más difíciles variaciones conserva una serenidad, un buen gusto y una pureza de entonación verdaderamente envidiables».

Entre los años de 1871 a 1911, Brindis de Salas recorre los principales centros culturales del mundo, en los que despierta, invariablemente, el mayor entusiasmo del público y de la crítica en general.

brindis-de-salas
Recibe condecoraciones de varios monarcas europeos, la Cruz de Carlos III,  del Rey de España; la Orden del Cristo, del Rey de Portugal y la Cruz del Águila Negra, del Emperador de Alemania; y es nombrado Caballero de la Legión de Honor por la República de Francia,  y los alemanes le conceden el título de Barón.

En la madrugada del 2 de Junio de 1911,  sin pronunciar una palabra, ni dejar escuchar una queja , fallece en Buenos  Aires, Argentina, Claudio José Domingo Brindis de Salas y Garrido, conocido también como El Rey de las Octavas.

Reseña
Sus restos se encuentran hoy en la Sala de Conciertos, de la Iglesia de Paula, en La Habana, Cuba.

(Fuentes: Para la realización de este programa se utilizaron textos de Ramón Guerra Díaz, Josefina Ortega, Alejo Carpentier, Raúl Ramos Cárdenas, Armando Toledo y Ciro Bianchi).


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: